tips para padres

Paso a paso: Ba├▒ar a tu beb├ę, ba├▒os de esponja y m├ís

Paso a paso: Ba├▒ar a tu beb├ę, ba├▒os de esponja y m├ís

Paso a paso: Ba├▒ar a tu beb├ę, ba├▒os de esponja y m├ís

Es común que los padres tengan muchas preguntas sobre la hora del baño y, a veces, experimenten cierta ansiedad sobre el tema, ¡pero no se preocupen! A continuación encontrarás algunos consejos y pasos que puedes tomar para darle a tu pequeño un baño de esponja seguro y relajante.

La hora del ba├▒o puede ser una excelente manera de vincularse con su reci├ęn nacido y prepararlo para la hora de acostarse, pero tambi├ęn es una experiencia que puedes atesorar. Hacerlo a una hora similar cada d├şa ayudar├í a ense├▒arle a su beb├ę que pronto llegar├í la hora de acostarse. Por esta raz├│n, la hora del ba├▒o debe ser un momento tranquilo y relajante que ralentice el ritmo de la actividad del d├şa y prepare a su hijo para dormir.

Consejos de seguridad para el ba├▒o de esponja para beb├ęs

En primer lugar, un ba├▒o de esponja es como un ba├▒o normal, pero sin poner a tu beb├ę completamente en el agua. La Academia Americana de Pediatr├şa recomienda ba├▒os de esponja hasta que se caiga el cord├│n umbilical, lo que generalmente ocurre en alg├║n momento durante las dos primeras semanas de vida.

Estas son algunas de las cosas m├ís importantes a tener en cuenta antes de darle un ba├▒o a tu beb├ę:

  • Prepara el espacio y las cosas que necesitar├í y col├│calos cerca de ti: un lavabo, taz├│n o recipiente con agua, una toallita h├║meda, una toalla seca y un espacio c├ílido con una superficie plana.
  • Coloca a tu reci├ęn nacido en la superficie plana, que puede ser un cambiador, la cama, una manta o una toalla en el suelo. Lo m├ís importante es que tanto t├║ como el beb├ę est├ęn seguros y c├│modos. Si eliges una superficie por encima del suelo, aseg├║rate de usar una correa de seguridad o mantener una mano sobre su beb├ę en todo momento para evitar ca├şdas.
  • Comienza lav├índole la cara a tu beb├ę usando la toallita h├║meda, tratando de no meter agua dentro de los ojos y la boca. Antes de continuar lavando el resto del cuerpo, sumerge la toallita dentro del agua tibia para limpiarla.
  • Una cosa importante a recordar es mantener a tu beb├ę caliente durante el ba├▒o de esponja. Puedes┬á hacerlo envolviendo a tu beb├ę con una toalla y s├│lo descubriendo las partes del cuerpo que ba├▒ar├í en ese momento. Algunas ├íreas que necesitar├ín especial atenci├│n son donde se arruga la piel: axilas, ├írea genital, detr├ís de las orejas y alrededor del cuello.

┬┐Cu├índo estar├í listo tu beb├ę para un ba├▒o regular?

Para cuando el ├írea umbilical de tu beb├ę se cure, puedes comenzar a ba├▒arlo en agua. Estos primeros ba├▒os deben ser suaves y breves, y a veces ser├í necesario volver a los ba├▒os de esponja de vez en cuando si tu beb├ę protesta.

Consejos de seguridad para la ba├▒era del beb├ę

  • Elige d├│nde ba├▒ar├ís a tu beb├ę. Puedes estar en el fregadero de la cocina, el lavabo del ba├▒o o en una ba├▒era port├ítil colocada sobre una superficie plana y segura. Lo mejor es elegir un lugar que te permita estar en una posici├│n c├│moda y a la altura de tu peque├▒o, de esta manera puedes proporcionar una mayor seguridad. Si eliges el fregadero, aseg├║rate de que sea lo suficientemente grande como para que tu beb├ę no se lastime. Del mismo modo, revisa que est├ę muy limpio para evitar contaminar o irritar la piel de tu hijo.
  • Vierte 5 cent├şmetros de agua en la ba├▒era o fregadero port├ítil a una temperatura c├ílida y agradable. Usa tu codo para comprobar la temperatura y modificarlo en consecuencia. Si el agua est├í demasiado caliente, puede quemar la piel de tu beb├ę; ten cuidado de que no exceda los 40 grados Celsius (100o F).
  • Prepara las cosas que necesitar├ís y col├│calas cerca de ti: jab├│n para beb├ęs sin perfume, jarra o taza para verter agua, pa├▒o delicado, toalla con capucha, pa├▒ales nuevos y ropa limpia.
  • Desviste a tu beb├ę y, si es necesario, limpia su trasero para evitar contaminar el agua.
  • Coloca a tu hijo en el agua lentamente, comenzando con sus pies. Mientras haces esto, habla con tu beb├ę de una manera amorosa. El repentino cambio de entorno puede asustarlos o sorprenderlos, y su tranquilidad ayudar├í a calmarlos.
  • Recuerda mantener una sujeci├│n constante al colocarlos en la ba├▒era; tu beb├ę puede hacer una mueca de dolor cuando tenga contacto con el agua. Usa una mano para apoyar el cuello y la cabeza y la otra para meter el cuerpo en el agua.
  • Aseg├║rate de que la mayor parte del cuerpo est├ę fuera del agua. Para evitar enfriarse, usa la jarra o la taza para mojar constantemente a tu beb├ę.
  • Toma el delicado pa├▒o y comienza a limpiar la cara. Puede que no sea necesario usar jab├│n a diario, s├│lo aseg├║rate de que la cara est├ę limpia y libre de residuos de leche.
  • Contin├║a masajeando suavemente el cr├íneo, evitando que entre agua en los o├şdos. Al enjuagar, coloque la mano en la frente para evitar que entre agua o jab├│n en los ojos, la nariz y la boca.
  • Ahora, limpia el resto del cuerpo. Comienza con la parte delantera del cuerpo y luego lev├íntalo ligeramente y contin├║a con la espalda y las nalgas. Recuerda que si le das a tu beb├ę un ba├▒o diario, es posible que no sea necesario usar jab├│n todos los d├şas.
  • Cuando llegues al ├írea genital de su beb├ę, l├şmpialo bien sin jab├│n. Si tu beb├ę es una ni├▒a, limpia entre pliegues y enjuaga muy bien la vulva. Si tu beb├ę es un ni├▒o, limpia el pene y el escroto, pero evita mover el prepucio (piel en la punta del pene) hacia atr├ís. Recuerda no remojar a su beb├ę si fue circuncidado y a├║n no se ha curado por completo. Si este es el caso, sigue las instrucciones que te dio su m├ędico.
  • Cuando hayas terminado, retira cuidadosamente a tu beb├ę del agua y envuelve su cuerpo con una toalla suave. Luego, lleva a tu peque├▒o a una superficie c├│moda y s├ęcalo con suaves palmaditas. Una vez que est├ęn secos, ponle un pa├▒al nuevo y ropa limpia.

Recuerda: Nunca dejes a tu beb├ę desatendido, ni siquiera por un segundo; ┬ílos accidentes pueden ocurrir en un abrir y cerrar de ojos!

Seguir estos consejos y pasos deber├şa hacer que la hora del ba├▒o sea una experiencia mucho m├ís relajante , tanto para ti como para tu beb├ę. Recuerda disfrutar de cada momento y aprovechar la oportunidad de vincularte con tu beb├ę, ┬íantes de que se de cuenta, ya habr├í crecido!