tips para padres

Anatomía y fisiología del seno

Anatomía y fisiología del seno

Anatomía y fisiología del seno

Los senos de una mujer son un sistema complejo: todo funciona en conjunto para que pueda producir leche para su bebé y amamantar.

Fascinantes y complejos, los senos son una maravilla de la naturaleza que comienzan a desarrollarse cuando somos embriones en el vientre de nuestra madre. Comienzan como tejido engrosado, crecen hasta convertirse en brotes y luego desarrollan glándulas, conductos lácteos, el complejo areola-pezón y pigmentación.

Cuando una ni√Īa ha pasado por la pubertad, su cuerpo ha comenzado a producir el estr√≥geno y la progesterona necesarios para que sus senos crezcan y se desarrollen; el estr√≥geno trabaja para estimular el desarrollo de los conductos l√°cteos y la progesterona es responsable del desarrollo de las gl√°ndulas mamarias.

Una vista exterior

Naturalmente, el seno est√° cubierto de piel, aunque la piel que rodea el pez√≥n, la areola, es bastante diferente de la piel "normal". Esta piel de pigmentaci√≥n m√°s oscura alberga los tub√©rculos de Montgomery, un conjunto de gl√°ndulas seb√°ceas, sudor√≠paras y accesorias que entran en acci√≥n durante el embarazo y que pueden aparecer como peque√Īos bultos. Producen una sustancia aceitosa antibacteriana que ayuda a proteger el pez√≥n y un ligero aroma para ayudar al beb√© de la mam√° a localizar su pez√≥n.

La areola también es donde viven las fibras musculares lisas que dan a los pezones la capacidad de ponerse erectos. Esto sucede cuando se estimula el pezón, gracias a las terminaciones nerviosas sensoriales y táctiles que responden al más ligero toque. Dentro del pezón hay de 10 a 15 poros, el punto final de los conductos lácteos del seno, desde donde el bebé puede alimentarse.

Dentro del pecho

Viajando hacia atrás, dentro del seno, estos conductos lácteos conducen de regreso a los lóbulos, las glándulas productoras de leche. Dicho tejido glandular constituye alrededor del 10-15% del seno de una mujer. La mama también está formada por tejido adiposo y bandas fibrosas de tejido conectivo, conocidas como ligamentos de Cooper, que soportan el peso de la mama y le dan forma.

Durante el embarazo, las bandas fibrosas del tejido conjuntivo disminuyen y los l√≥bulos del tejido glandular aumentan. A medida que el beb√© crece durante sus primeros meses en el √ļtero, los conductos l√°cteos brotan y se ramifican. A medida que avanza el embarazo y aumentan los niveles de progesterona de la madre, los l√≥bulos de la leche contin√ļan creciendo y el calostro comienza a formarse dentro de la gl√°ndula mamaria, en peque√Īos alv√©olos.

A medida que el beb√© se desarrolla, contin√ļa la producci√≥n de calostro. Tambi√©n se desarrollan c√©lulas secretoras para producir y secretar prote√≠nas de la leche. Los niveles de oxitocina de mam√° aumentan durante el √ļltimo trimestre, lo que resulta en un cambio en los conductos l√°cteos, lo que impulsa la leche hacia el complejo areola-pez√≥n.

Flujo de sangre y linfa

Todas estas glándulas y tejidos dependen de un buen suministro de sangre. Alrededor del 60% del flujo de sangre al seno proviene de la arteria y la vena mamarias internas, que corren a ambos lados del esternón. Otro 30% se alimenta al seno a través de la arteria y la vena axilares, que van desde las axilas. Las ramas laterales de las arterias intercostales, arterias que alimentan las costillas, también son una fuente de sangre para los senos.

Los senos y su complejo areola-pezón también están conectados a un sistema linfático complejo. El plexo de Sappey es una red superficial que drena la linfa de la piel de la mama, el pezón y la areola.

Esta linfa fluye hacia un sistema linfático más profundo que es responsable del tejido mamario. Alrededor del 87 % del líquido linfático se drena a través del sistema linfático de la axila; el otro 3 % viaja a través de los ganglios linfáticos mamarios internos.

Después del nacimiento

Una vez que nace el beb√©, los senos est√°n listos para la acci√≥n. De repente, los niveles de estr√≥geno, progesterona y lact√≥geno placentario de mam√° caen, a medida que aumentan sus niveles de prolactina. Esta es una se√Īal para que las gl√°ndulas mamarias produzcan leche para su beb√© reci√©n nacido. En este punto, el calostro, y luego la leche, llena los alv√©olos y los conductos l√°cteos.

Todo lo que se necesita ahora es que el bebé estimule el pezón de su mamá. La hormona de la felicidad, la oxitocina, se pone a trabajar estimulando el flujo de leche, a medida que las células que rodean los conductos lácteos se contraen. Y el bebé puede beber felizmente la leche de su madre y prosperar.

Conoce nuestra línea completa de productos para la lactancia materna

Fuentes
McGuire K.P. (2016) Breast Anatomy and Physiology. In: Aydiner A., ńįńüci A., Soran A. (eds) Breast Disease. Springer, Cham.